Influencia Estacional

INFLUENZA ESTACIONAL

La influenza muestra un comportamiento estacional con mayor predominio en la época invernal, donde el virus A (H1N1), causante de la pandemia en 2009, actualmente se ha convertido en un virus estacional, es por ello que la vacuna contra la Influenza para la temporada invernal del Hemisferio Norte contiene ya el virus tipo A/California/7/2009 (H1N1); virus tipo A/Perth/16/2009 (H3N2) y virus tipo B/Brisbane/60/2008.

 

influenza estacional Actualmente se tiene un mejor conocimiento de la Influenza y la identificación del virus A (H1N1) como agente etiológico de infecciones respiratorias es habitual, condición por la cual no debe causar alarma entre la población.

 Sabemos que la enfermedad presenta una letalidad baja y está identificada la población con mayor riesgo de presentar una enfermedad grave o complicaciones, donde el inicio temprano de la terapia con antivirales es clave para que no se presente un desenlace fatal.

En base a estas evidencias y en armonía con el departamento de Epidemiología Estatal de ISESALUD, la Unidad de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria del Hospital Hispano Americano emiten los siguientes lineamientos en materia de Diagnóstico y Tratamiento de los casos de Influenza:

Se considerará caso de:

1.1 Enfermedad Tipo Influenza (ETI) cuando el paciente reúna la siguiente condición clínica:

•Temperatura mayor o igual a 38ºC.

• Tos, seca o productiva.

• Cefalea.

Y puede acompañarse de 1 o más de los siguientes signos y síntomas como: Rinorrea, Odinofagia, Mialgias, Artralgias, Coriza, Diarrea, Postración, Dolor Torácico, Dolor Abdominal o Congestión Nasal.

1.2 Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG):

• Dificultad al respirar.

• Antecedente de fiebre mayor o igual a 38°C

• Tos.

Y puede acompañarse con uno o más de los siguientes síntomas: Ataque al Estado General, Dolor Torácico, Polipnea, o Síndrome de Insuficiencia Respiratoria Aguda (SIRA).

Estos casos deben ser valorados en 2º Nivel de Atención y considerar hospitalización.

• En pacientes menores de 5 años, puede sustituirse la cefalea por irritabilidad.

• En pacientes mayores de 60 años puede o no estar presente la fiebre

2.- La atención será prioritaria hacia quienes tengan factores de riesgo como:

• Menores de 5 años

• Mayores de 65 años

• Embarazadas

• Pacientes inmunosuprimidos

• Tabaquismo activo

• Tuberculosis

• Insuficiencia Renal

• Neumopatías Crónicas (EPOC, Asma, Fibrosis Pulmonar, Bronquiectasias, otras).

• Insuficiencia Cardíaca Crónica

• Diabetes Mellitus

• Obesidad (IMC > 30 kg/m2)

3.- Se referirá de manera inmediata al Segundo Nivel de Atención, aquellos pacientes que reúnan la condición de ETI y que presenten alguno de los signos y síntomas sugestivos de gravedad como son:

• Disnea

• Estertores

• Postración

• Persistencia de Fiebre (39ºC o más) más de 3 días

• Cianosis

• Hipotensión arterial

• Hipoxemia (SaO< 91% al aire ambiente)

• Taquipnea

• Dolor Torácico

• Paciente con segunda consulta por deterioro de síntomas respiratorios

4.- Se brindará tratamiento antiviral (Oseltamivir) a aquellos pacientes con inicio de síntomas menor a 72 horas y que reúnan la definición operacional de enfermedad tipo influenza (ETI)

El criterio para la instalación del tratamiento antiviral en estos pacientes es eminentemente clínico, NO se requiere de la confirmación diagnóstica para el inicio de la terapia antiviral.

En los pacientes que están en grupo de riesgo y reúne la condición de ETI o IRAG, SE DEBE INICIAR DE INMEDIATO LA TERAPIA ANTIVIRAL.

El Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) forma parte de la Red FluNet de la OMS y de la red Laboratory Response Network de los CDC de Estados Unidos y al momento no ha identificado mutaciones que determinen resistencia al Oseltamivir, ni la circulación de una nueva cepa. Es menester mencionar que la Amantadina no está indicada para el tratamiento de la influenza por A(H1N1)pdm09.

El diagnóstico confirmado de influenza se realiza en base a la Prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) realizada en los laboratorios autorizados por el Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica (InDRE), como lo es el Laboratorio Estatal de Salud Pública. Debe evitarse el uso de pruebas rápidas.

Todos los pacientes con la condición de ETI deben ser revalorados en 48 horas para verificar evolución satisfactoria.

5.- Los Trabajadores de la Salud deberán estar vacunados contra la Influenza además seguirán las medidas básicas de higiene. Bajo estas recomendaciones, NO requieren tratamiento profiláctico.

6.- No se deben utilizar los antivirales de forma profiláctica en los contactos de casos probables ya que ésta medida no ha demostrado disminuir la incidencia o los días de enfermedad de forma significativa y en cambio, el riesgo de resistencia por el uso indiscriminado es alto. En todos los contactos se deberán enfatizar las medidas preventivas de Infecciones Respiratorias e Influenza

7.- Para conocer el comportamiento epidemiológico de la Influenza, se mantendrá el monitoreo (con toma de muestra) DE FORMA EXCLUSIVA en pacientes con ETI o IRAG HOSPITALIZADOS,

La muestra de exudado faríngeo o nasofaríngeo, se tomará dentro de los primeros 3 días de iniciada la sintomatología en los casos de ETI y en los casos hospitalizados (IRAG) hasta dentro de los primeros 5 días.

8.-Todo caso probable de influenza (ETI o IRAG) será objeto de notificación a la Jurisdicción Sanitaria Correspondiente, en el formato oficial (estudio epidemiológico de caso), el cual se encuentra disponible en formato electrónico, en la Unidad de Vigilancia de Epidemiológica Hospitalaria.

9.- La vacunación anti influenza se realizará priorizando a:

• Personal de salud

• Niños 6 a 23 meses

• Personal que cuida menores de 2 años

• Embarazadas

• Obesos mórbidos

• Inmunosuprimidos

• Quienes presenten algún factor de riesgo

10. Recomendaciones generales para la población atendida.

10.1. Reforzar las defensas de los niños y ancianos con alimentos y complementos altos en vitamina C y A (frutas y verduras), así como abundantes líquidos.

10.2. Abrigarse bien al salir, usando varias capas, especialmente a niños y adultos mayores. Abrigarse con ropa gruesa de preferencia de algodón. Evitar las prendas ajustadas y de tela sintética.

10.3. Si permanece mucho tiempo en un lugar caliente, tape su boca al salir.

10.4. Cubrir los lugares donde puedan entrar corrientes de frío.

10.5. Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón (ver guía de lavado de manos) o usar alcohol gel.

10.6. Toser y estornudar cubriéndose con un pañuelo, o con el ángulo que forma el brazo con el antebrazo.

10.7. En caso de presentar fiebre, síntomas respiratorios y/o malestar general acudir al médico para recibir tratamiento oportuno.

10.8. No auto-medicarse.

10.9. No permanecer en lugares donde haya humo de cigarro y, en general abstenerse de fumar.

10.10. Evitar la exposición a contaminantes ambientales.

La unidad de vigilancia epidemiológica Hospitalaria, UVEH, les agradece su compromiso con la vigilancia, la prevención y el control de enfermedades. Ante cualquier duda, inquietud o necesidad de apoyo, no duden en contactarnos donde se brindará toda la asistencia técnica requerida.

tecnica-lavado-de-manos